MAR ALZAMORA-RIVERA



Menciona a:

  • Marifeli Domínguez
  • Valentina Sousa
  • Deborah Wizel
  • Vannie Arrocha


Biopoeta



(1981) Artista transdisciplinaria con luna en géminis. Contrabajista del grupo de cámara Paisaxe y de la banda post-rock Amelia. Su trabajo poético ha sido publicado en diversas revistas y antologías literarias; El día que no tuvo noche es su primer libro; ganador de la Mención de Honor del Concurso Gustavo Batista Cedeño 2011. Ha colaborado en varios trabajos de cortometrajes documentales y ficción, además es asesora de varias instituciones culturales. Desde hace años se encuentra bajo el embrujo del Beat Generation y las nuevas sonoridades de la música arte de nuestro siglo.



Declaración poética


La poesía es el espacio donde enfrentamos a los fantasmas. 



POEMAS


Eterno retorno

"¿Cuánto le toma a la luz de la lunaalcanzarnos? 
- Sólo un segundo
¿Y al sol? 
- Ocho minutos
¿Entonces no vemos las cosas en el instante que las miramos? 
- No, esa es la trampa. El presente no existe, quizá el presente 
más próximo sea el que se encuentra en nuestra mente."

* Gaspar Galaz


El tiempo sólo regresa en la casa
del ferrocarril,
en los días con sudor de aguardiente,
bajo el móvil que colgaba
del cuello de la estufa.
Todos se mudaron lejos,
y yo volví a casa.
Allí las horas se pudren
y rompen
en las manos de otro hombre.
A veces las voces del desierto
crecen como espuma,
se convierten en historias
de fantasmas,
como los huesos de Atacama.

Esta ciudad nos persigue.
Nos paraliza.
Somos, sin saberlo,
gajos de otros cuerpos,
apenas escombros.
Debemos volver.
Me niego a convertirme en
el eco de estos días:
escupitajos de vacíos y murallas.
En estos tiempos,
quedarnos sería la muerte.

(Tomado de Apresurada cicatriz, instantánea de poesía centroamericana, 2013. Proyecto Literal)
* Del documental La nostalgia de la luz




Antipajareo

Desde anoche empecé a creer que los pájaros se llevan las cosquillas de las fotos felices, los sombreros de fiesta, las sonrisas temporales y después se sientan en los postes de luz a cagar en el viento los recuerdos.

He decidido dejar de echarle la culpa a las fotos y los diarios: bien puedo matar a los pájaros o aguantarme la desazón de la melancolía.

Hoy me regalé un vestido de espantapájaros.




Estoy bajo la sospecha de que
el sabor que llevo en la boca
no es el tuyo,
sino del tiempo robando la miel
de todo lo que toca a su paso.

(Tomado de El día que no tuvo noche, 2013. Ediciones El Duende Gramático)

2 comentarios:

Edilberto González Trejos dijo...

Cadencia es poesía y ritmo, la palabra de Mar.

Gusto leerte al fin, acá.

Anónimo dijo...

estoy bajo la sospecha...la palabra de mAr...