DAVID RÓBINSON


Menciona a:

  • Jarl Ricardo Babot
  • Manuel Orestes Nieto
  • Pedro Rivera
  • Moravia Ochoa


Biopoeta

Escritor, docente y amigo.



Declaración poética

Poetear o no poetear, ese es el quid del asunto.



POEMAS


Hoy no quiero cantarte mis metáforas
Se me antojan patéticas
Repletas de caries y arrugadas

No quiero que escuches mi poética
Es sólo un discurso
Y fue concebido en el silencio del cómplice
En la soledad del descomprometido
Lejos de la belleza de un corazón que late
De dos pulmones que inhalan y exhalan
De un hígado que se estruja con cada desengaño

Hoy no quiero que me veas
Como ese poeta encerrado tras los barrotes de una pose
Deseo que mires a un hombre
Que dejó de contemplarse el ombligo
Que levantó la vista
Que se abrió el alma
Que conoció a un niño
Huérfano de un padre vivo
Que vive
En alguna parte del país
Criado por una madre
Que es madre     //     En alguna parte de su ser



Cuando me gane el gordo de la lotería
No sólo te compraré un par de tacos de fútbol
Sino el mismo estadio donde jugó Rómel Fernández

Cuando me gane el gordo
No sólo te compraré un helado de chocolate
Sino la misma palabra golosina

Cuando gane
No sólo te compraré un juego de video
Sino los mismos ojos del mundo que se alegrarán al verte

Cuando





Espero no haberte defraudado
Hoy quise abandonar mi torre oxidada
Salir a la calle y tropezarme con el más bello pétalo de hibisco
Oler el aliento de los héroes del que tanto hablan mis poemas
Escuchar el trotar de la vida por las aceras de la ciudad

No estoy seguro si buscaba un espejismo
Confirmar la retórica del café y el vino tinto
De los coloquios donde resuelvo todos los males del mundo
Donde toda miseria desaparece
Hablar es tan sencillo
Condolerse con la barriga llena es tan simple
En las tertulias que lindos versos escribo

Pero la poesía se vuelve estatua de sal al ver a un niño limpiabotas
Que juega al fútbol descalzo y atento a los carros que vienen
Lejos de la ternura de una madre a tiempo completo
El trabajo en la maquila no le permite ese lujo
Tampoco el padrastro de turno

Hoy salí a la calle y dejé de verme el ombligo
Ahora me parece un espectáculo grotesco
Hoy salí a la calle y vi el arte poética del universo:
El rostro brillante     //     De un niño llamado Joaquín