DEBORAH WIZEL



Menciona a:
  • Lucy Cristina Chau
  • Héctor Collado
  • Eyra Harbar
  • Alfredo Belda
  • Mar Alzamora-Rivera
  • Ubia Üai Jä
  • Orivel Ortega
  • David Robinson


Biopoeta

Escribir cuentos y poesía a partir de los 8 años. Segunda mención de honor en el Concurso Maga de cuento breve 1996 con el cuento La Armadura.  Tercer lugar en el Concurso Municipal León A. Soto, 2013 con Instantáneas de Dolor. Algunos de sus cuentos y poemas han sido publicados en antologías. En estos momentos escribe sus memorias (los primeros 50 años) y una novela.


Declaración poética

Escribo para exorcizar mis demonios.


POEMAS


DIME

“Afuera no hay canto de pájaros
y adentro un silencio sofocante se cierne sobre todos”
Ana Frank

Bergen Belsen (1945)

I
Annelies Marie
tu juventud se esparció en la tinta de tus diarios

La liberación llegó tarde
la fiebre tifoidea  te venció faltando un mes

Dime…
si no hubieses muerto
¿sabría quién eres?

II
Tantos diarios que no fueron escritos

Tantos adolescentes
-como tú-
que de la noche a la mañana enfrentaron su fatalidad

Dime Ana…
si hubiesen vivido
¿los conocería?

III
¿Cuántos desaparecieron?
¿Cuántos diarios se dejaron de escribir?

Y yo…
que rompí mis diarios
quemé las hojas
boté todo
borré mi historia

Dime Ana…
¿Cuándo yo muera
alguien me recordará?

(Del Libro: Instantáneas de Dolor,  2015)




Último

Por veinte noviembres
la esquina del ropero
telarañas reprimidas

La esperanza se arrugó colgada de la percha

La foto en el bolsillo perdió color

Eterna distancia
insondable espera

El último noviembre

Desparecí fronteras
vestí deseo
peiné ansias
calcé lujuria
y salí a tu encuentro




Panamá II

En encuentros furtivos
y pactos de amigotes
se negocia mi cuerpo

Les molesta mi delgadez
me quieren grande
                  rellena
me quieren gorda
más carne para traficar
                  más…
                                    más…

Políti-xenetas avaros
terratenientes
abusan el cuerpo

Roban al mar su espacio
para engordarme y venderme
Cortan mis raíces
Destruyen mis manglares
Secan mis ríos

En bandeja de plata
servida a extranjeros
la carne cansada
la carne violada

Olvidan mi pasado
borran mi historia
me regalan por partes
y mis hijos sin escuela

Me quieren puta
en toda mi extensión
y mis hijos sin tierra
sin techo
sin agua

Me venden al mejor postor
y mis hijos hambrientos
mis hijos enfermos
mis hijos muriendo

1 comentario:

Edilberto González Trejos dijo...

En la oscuridad mayor, se hace la luz más intensa.

Qué gusto leer tus poemas.